El Ibex 35 comienza la sesión en negativo, con descensos que le acercan de nuevo a perder los 9.900 puntos. Dentro del selectivo, destacan las ganancias de Mapfre tras presentar sus resultados. El resto de principales bolsas europeas también bajan tras el rebote de ayer, ante los nuevos descensos en Wall Street, mientras que el euro y el petróleo Brent siguen retrocediendo.

Apertura con caídas en Europa después de que ayer las bolsas del Viejo Continente rebotasen con fuerza, mientras que Wall Street, que abrió en negativo, pasó a positivo y terminó con ligeras caídas, continuando con la volatilidad.

En concreto, Wall Street cerró con un retroceso del 0,08% para el Dow Jones, tras otra jornada irregular marcada por la subida en el rendimiento de los bonos públicos en EEUU; mientras que el S&P 500 cedió un 0,50% y el Nasdaq, un 0,90%.

Las tres últimas sesiones han sido volátiles para Wall Street, con fuertes caídas el viernes y el lunes pasados y un rebote el martes, lo que algunos analistas consideran una corrección del mercado, que ha sumado once récords en lo que va de año.

Samy Chaar, economista jefe de Lombard Odier, espera “un repunte de la volatilidad del mercado”. Sin embargo, añade que  “el episodio de volatilidad actual debería ser temporal, ya que los inversores toman nota de la normalización gradual de la inflación y la política monetaria. Todos los ingredientes están en su lugar para una mayor inflación este año: los mercados laborales, el decalaje tradicional entre crecimiento e inflación, así como el impulso fiscal de finales del ciclo en Estados Unidos”.

Ayer, el presidente de la Fed de St Louis, Robert Kaplan, intentó calmar los nervios diciendo que el crecimiento de los salarios (que consideró producto de la mayor demanda de trabajadores) no tiene por qué necesariamente llevar a una inflación más acelerada. El Tesoro estadounidense subastó ayer 24.000 millones de dólares en bonos de deuda a 10 años con un rendimiento del 2,811%, el más alto desde enero de 2014. Michael Hewson, jefe de análisis de CMC Markets UK considera “este aumento en los rendimientos impulsó a los mercados de EEUU a retroceder y cerrar a la baja en el día, ya que todas las ganancias se desvanecieron más rápido que un cubito de hielo en el desierto”.

A pesar de los descensos en Wall Street, las bolsas asiáticas cerraron la sesión del jueves con tendencia mixta, gracias a datos de comercio de China correspondientes al mes de enero, periodo en el que las importaciones aumentaron un 36,9%, y muy por encima de las expectativas.

En Europa, ayer la canciller alemana, Angela Merkel, confirmó el acuerdo para reeditar un gobierno de gran coalición.

En la agenda de hoy, de nuevo escasas referencias. Destaca la decisión sobre tipos de interés del Banco de Inglaterra, en la que no se esperan demasiadas sorpresas. La atención estará en las declaraciones de su gobernador, Mark Carney, sobre las perspectivas de crecimiento de los salarios, así como de la productividad, que también ha comenzado a mostrar signos de mejora.

En la apertura de la sesión, el euro sigue retrocediendo frente al dólar y se intercambia a 1,226 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent sigue retrocediendo. Lo hace un 0,41%, hasta los 65,30 dólares por barril.

Con todo, las principales bolsas europeas registran descensos en la apertura de la sesión en el Viejo Continente. Fráncfort baja un 0,72%; Londres, un 0,71%; París, un 0,48%. El Euro Stoxx 50 retrocede un 0,68%.

En España, se ha conocido que el Índice General de Producción Industrial (IPI) repuntó una media del 2,6% en 2017, impulsado por todos los sectores, especialmente por los bienes de consumo duradero y los bienes intermedios, según los datos publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La atención está puesta en Mapfre, que hoy ha presentado sus resultados de 2017, periodo en el que el obtuvo un beneficio neto de 701 millones de euros, lo que supone un descenso del 9,7% en comparación con el ejercicio anterior, debido al coste extraordinario de las catástrofes naturales registradas en el pasado año, cuyo impacto neto en el beneficio ha sido de 126 millones de euros.

En un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Mapfre ha informado de que los ingresos en 2017 ascendieron a 27.984 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,3% respecto al año anterior, y las primas superaron los 23.480 millones de euros, con un crecimiento anual del 2,9%.

Por otro lado, Jefferies se ha sumado a la lista de analistas que han revisado a la baja su recomendación o precio objetivo de Dia. En su caso ha reducido el precio hasta los 3,9 euros por acción, un euro menos que en su estimación anterior.

Así las cosas, en la apertura de la sesión, el Ibex 35 pierde un 0,68%, hasta los 9.911,0 puntos.

Las ganancias las lidera Mapfre, que avanza un 0,76%, por delante de Técnicas Reunidas y de Enagás, que se revaloriza un 0,39% y un 0,29%, respectivamente.

Las pérdidas las encabezaIAG, que cae un 1,65%, seguida de Arcelormittal, que retrocede un 1,41%, y de ACS, que se deja un 1,07%.

En el Mercado Continuo, Prisa sube un 4,62%, liderando los avances, mientras que el mayor descenso es el de Vertice 360, que retrocede un 4,35%.

En la sesión de ayer, Prisa subió un  13,37% tras conocerse rumores a un cambio accionarial de gran calado tras la venta de los derechos del banco británico HSBC que tiene un 4,5% del capital del grupo. Este movimiento ha dinamitado la cotización de los derechos. Según informaciones aparecidas en prensa, Amber Capital, el fondo que controla el 18% de la compañía, y el expresidente de Telefónica, César Alierta, están en conversaciones para tomar hasta el 30% de Prisa a través de la ampliación de capital que se está llevando a cabo y se cierra este viernes 9 de febrero. La operación daría a César Alierta el control de la empresa de medios de comunicación en la que Telefónica mantiene el 11,5%.