Una semana más la volatilidad fue la reina del parqué y el selectivo español se subió al tío vivo de la incertidumbre y el nerviosismo
imperante en los mercados. Aún así consiguió apuntarse un 1,07% en positivo al finalizar la semana, y no está mal teniendo en cuenta que los datos macroeconómicos conocidos en Europa confirmaron una ralentización económica que ya es imposible de evitar. El PIB español creció un 3,8% en 2007 y aunque por encima de la zona euro, 2,7%, fue inferior al de 2006. Aún así el dato, según explica Laura Proubasta analista de Agenbolsa, resultó “positivo” y “está en línea con lo esperado teniendo en cuenta la desaceleración de la demanda que ha habido a finales del año, por la contracción del crédito y la desaceleración del mercado inmobiliario”. Tampoco el IPC del mes de enero dio lugar a la esperanza, el Índice de Precios de Consumo experimentó un descenso de seis décimas en el primer mes del año, pero la tasa interanual se situó en el 4,3%, una décima por encima de la registrada en diciembre y la más alta desde 1995. Sin embargo según Gonzalo Cantarela, director de GC Gestión Privada este dato “tiene poca relevancia” y el que importa es el IPC de la Eurozona puesto que “nosotros no tenemos armas para luchar contra la inflación y la política monetaria la tenemos cedida al BCE”. Precisamente el Banco Central Europeo, en palabras de su presidente Jean Claude Trichet, reconoció que existe “una incertidumbre inusualmente elevada” sobre el crecimiento económico de la zona euro lo que en opinión de Javier Barrio, responsable de ventas para clientes españoles de BPI, supone que “el BCE va dando pequeños mensajes sobre la posibilidad de recortar los tipos de interés y eleva las apuestas” y se especula “con la primavera o el verano” aunque de momento se muestre firme en su opción de priorizar el control de la inflación. Al otro lado del Atlántico, Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos reconoció que las perspectivas económicas de su país "se han deteriorado" debido a los problemas en el mercado financiero y añadió que existe la posibilidad de un empeoramiento mayor de lo esperado. Lo que hace prever al mercado que la Fed efectuará un nuevo recorte de los tipos de interés el próximo mes de marzo. En opinión de José Ramón Sánchez Galán, analista financiero, “las palabras de Bernanke, aunque negativas, no han ofrecido novedades y transmiten un mensaje negativo en cuanto al crecimiento económico pero a corto plazo”. Sin embargo “el presidente de la Reserva Federal confia en que la economía podría recuperarse a partir del segundo semestre”.Los actores principales: IberiaEntre los protagonistas de la semana, la que dio “el campanazo” de forma inesperada fue Iberia que el jueves confirmó el lanzamiento junto con el grupo Gestair de una oferta sobre el 100% de Spanair, una compañía “con pérdidas que empujará a Iberia a hacer una ampliación de capital y probablemente veremos bajar su cotización” según explica Eduardo Bolinches, director de Bolsacash. Aún no se conocen todos los datos relacionados con la operación y es que tal y como explica Gonzalo Cantarela, “tenemos que ver cuánto paga Iberia”. De momento la aerolínea española no se ha visto demasiado afectada en su cotización, aunque hay que prestar atención según Eduardo Bolinches porque “tiene un claro soporte en los 2,23 euros y una resistencia en 2,50 y mientras tanto nos mantendremos a la espera”. En el tema precios entró también Ángel de Benito, gestor de Banif Gestión quien señaló a Estrategias de Inversión que es difícil que la aerolínea de bandera vuelva a cotizar por encima de los 3 euros por acción "si no hay una puja por la compañía". En todo caso explicó que los actuales niveles de Iberia podrían ser atractivos para entrar, aunque antes "hay que conocer más detalles sobre la oferta y la repercusión que tendrá sobra la compañía la entrada en servicio del AVE Madrid-Barcelona". Antes de concretarse la compra, la rumorología apuntó al Grupo Marsans, que controla aerolíneas argentinas como posible comprador de la filial de SAS, pero inesperadamente la empresa de turismo española decidió renunciar a la operación al constatar que SAS no le daba cláusula de exclusividad. De hecho tiró con dardo al anunciar que “se considera un poco traicionada por SAS” al sacar a Spanair a subasta. IberdrolaTodavía sonaron esta semana los ecos sobre la posible partición de Iberdrola y el interés que tendrían EDF y EON por la eléctrica española. Para Juan Carlos Costa, director de Kostaroff.es “los rumores irán cansando porque día tras día Iberdrola mueve noticias sobre posibles compradores” pero “si pierde el 9,80 me iría porque por ahora sólo quiere y no puede”, explicó el experto. Tampoco es un valor que llame la atención a Antonio Aspas, gestor de Anta Valencia para quien “hay oportunidades para entrar en bolsa sin jugar a posibles OPAS sino a valores con dividendos por encima del 5%”.En la misma línea se mostró Ana Rafaels, analista de Bolsacash “porque entrar al calor de estas noticias, yo lo veo bastante peligroso”, aseguró. Según la experta, quien esté dentro “podría aprovechar cualquier rebote para deshacer una parte de su posición”. Diferente opinión puso de manifiesto Javier Galán gestor de renta variable de Renta 4, quien explicó que “Iberdrola por todas las noticias que están llegando servirá de refugio en estos momentos”.La eléctrica vasca continua siendo objeto de rumores y castillos en el aire, ACS desmintió que quisiera desprenderse del 45,3% que tiene en Unión Fenosa para incrementar su participación en Iberdrola, pero en opinión de Javier Barrio que “ACS lo desmienta es normal, pero las compañías desmienten demasiadas cosas que luego se producen”. El experto se muestra convencido de que “Florentino Pérez tiene la mirada fija en Iberdrola y yo apostaría a que ACS intentará elevar su presencia en la eléctrica vasca”. Entre tanta nube al final aún no se conoce qué sucederá con la compañía. Pero algunos analistas no contemplan este sector como interesente. El es caso de Antonio Aspas que sólo salva de la quema a “Endesa porque todos los demás valores están caros. Red eléctrica y Enagás no están caras en sí mismas sino comparadas con otros valores”. David Ardura gestor de renta variable de Gesconsult, apunta en la misma dirección, "las elétricas españolas no están baratas" aunque para este experto "tienen un valor añadido por estar en la quiniela de posibles movimientos corporativos a lo que se une el papel defensivo que tradicionalmente se les atribuye".Recomendaciones: Iberdrola RenovablesLos expertos coinciden en que “la hermana pequeña” de Iberdrola, Iberdrola Renovables resulta un valor interesante, para Eduardo Bolinches “por debajo el soporte sería 4,50 y ya hemos visto tres o cuatro sesiones que no hemos perdido los 4,55, por tanto ésta sería zona de compra y de venta 5,10” aunque siempre “los valores nos tienen que quemar en las manos y soltarlos en dos o tres días para ganar un 2%”, puntualiza el experto dada la volatilidad y la desconfianza que reinan en los mercados. También Javier Galán apuesta porque este valor será una carta ganadora, “está en un sector muy volátil que depende más de expectativas futuras que de resultados presentes” Sin embargo “creemos que Iberdrola Renovables a los niveles actuales –por debajo de los 5 euros- es un valor a tener en cuenta para ir tomando posiciones”. Sector FinancieroOtro de los sectores que resulta atractivo para los expertos consultados por Estrategias de Inversión es el financiero, Juan Carlos Costa mantiene que el inversor que no quiera arriesgar puede apostar por “BBVA, Bankinter o Popular que tienen divergencias alcistas” y trabajar con “stocks cercanos a 9,20 para Bankinter y Popular y 13,10 para BBVA”. Antonio Aspas por su parte mantiene que los valores de este sector “se están castigando, se espera lo peor de ellos y parece que la mitad de los bancos va a quebrar cuando no es así”, de hecho recuerda que “BBVA y Santander tienen dividendos cercanos al 6% que es una barbaridad”. Hay consenso entre los analistas, a Gonzalo Cantarela también le gusta Bankinter y lo ve como una buena opción “porque la aprobación de la CNMV para que Botín y Crédit Agricole incrementen su participación, está más cercana”. José Manuel Ollero, director de análisis de Noesis se apunta al mismo valor que bajo su punto de vista “tiene una señal de giro en los soportes de 9,25 euros” y es probable que este rebote tenga continuidad “hacia los 11 euros”. Es por ello que el experto considera que “es una buena compra siempre y cuando se mantenga por encima de los 9,25 euros”, pues por debajo “habría que salir corriendo” concluye. Banco Santander, en su condición de blue chip del selectivo vuelve a interesar como valor refugio, así lo establece Boni Aguado, director del departamento de gestión de Eurodeal al opinar que Banco Santander ha sido castigada “por un efecto contagio de la subprime de Estados Unidos”. Sin embargo, “los buenos resultados de la compañía, que mantiene el dividendo y sus objetivos para 2008”, hacen pensar en la entidad “como uno de los valores a tener en cuenta para el año y que puede dar bastantes alegrías”.Sin embargo, como recuerda Javier Barrio las compañías del sector parece que de momento están a salvo de los efectos de la “crisis subprime” pero que “podrían verse afectadas si se publican datos de desempleo tan desastrosos como los publicados hace unos días y nos enfrentamos a un escenario de deterioro económico”. Más allá va David Ardurapara quien "lo más prudente es estar alejados del sector bancario".TelefónicaTelefónica que mueve un gran porcentaje del volumen de negocio del Ibex y es otro de los valores por los que apuestan los expertos, Javier Galán también apuesta por el blue chip “que publicará sus resultados en unas semanas. Creemos que dará buenas vibraciones y buenas noticias sobre todo a nivel de beneficios, lo que le servirá para recuperar los 20 euros”. Luis Lorenzo se apunta a este valor que por encima de los 20 euros la acción “podría ser una opción”. MapfreLeonardo Lara apuesta por Mapfre, recuerda que sus resultados de 2007 han sido bastante positivos y que se ve arrastrada a la baja por el efecto A&G. Se trata de una compañía “que no tiene nada que ver con el tema subprime”, que cuenta con un buen dividendo y por la que apuestan desde Metagestión. De hecho, Lara es partidario de aprovechar los retrocesos actuales para tomar alguna posición en el valor “porque cuando todo vuelva a su cauce puede ser uno de los mejores valores del año”. Antonio Aspas también considera atractiva esta opción, “quien no quiera apostar por el sector financiero -explica- puede apostar por Mapfre que tiene un dividendo cercano al 5%”En lo que los expertos están de acuerdo es en que en estos momentos, complicados para el mercado, quienes busquen refugio y algo de seguridadhan de hacerlo en valores grandes, compañías con alta rentabilidad por dividendo y siempre con la cautela como máxima. Y es que sorpresas nos da la bolsa...