El selectivo español ha luchado por recuperar los 12.200 puntos pero las malas noticias macro que han llegado del otro lado del Atlántico y las continuas jornadas de descensos de algunos blue chips han hecho que cerrara hoy en rojo. Aún así, el Ibex 35 conserva los 12.100 puntos ubicándose en los 12.163 y apuntándose una subida semanal del 1,87%. El euro también ha vivido una jornada de vaivenes cotizándose en el entorno de los 1,43 dólares, mientras que el barril de petróleo ha descendido a 80,90 dólares.
La primera semana del año ha sido nefasta para Telefónica. La cotización de las matildes hoy ha vuelto a caer un 1,75% hasta los 19,11 euros, posicionándose la segunda por la cola. Sólo Ebro Puleva (-1,89%) la ha superado.

En la parte alta, sin embargo, ha quedado Banesto (4,73%) tras emitir hoy mismo bonos por valor de 1.000 millones, Acciona (3,06%) e Iberdrola Renovables (2,82%). Ésta última ha sido una de las protagonistas del día en nuestro país tras adjudicarse en Reino Unido los derechos de construcción de uno de los parques eólicos marinos más mayores del mundo. Peor suerte ha corrido su matriz, Iberdrola, que ha caído un 0,10%.

Entre los blue chips, el más afortunado este vienes ha sido BBVA que se ha apuntado en verde un 0,77%, tampoco ha sido mal día para el Banco Santander, que ha sumado un 0,34%. Peor lo ha hecho Repsol YPF que se sitúa en la frontera entre las subidas y las bajadas descendiendo un 0,11%.

En el continuo…

Ante los rumores de posible refinanciación de deuda por parte de las inmobiliarias, éstas viven su segunda jornada de altas subidas. Hoy sorprende el increíble impulso de Reyal Urbis. El valor ha terminado la jornada en los euros tras dispararse un 45,09%. Le ha seguido su homónima Metrovacesa con un alza del 12,59% y el Grupo Tavex subiendo un 10,18%.

SOS Corporación suma otra jornada más encabezando los descensos tras desplomarse este viernes un 4,33%. Le suceden Service P.C. (-2,48%) y Urbas (-2,38%).

Todo esto en un día en el que se ha confirmado por fin la salida de la recesión de Europa tras crecer un 0,4% en el tercer trimestre. Por desgracia, España sigue siendo la única gran economía que registra un crecimiento negativo (-0,3%).