La Bolsa española comenzó hoy una nueva sesión en signo negativo, incapaz de levantar cabeza a consecuencia de la crisis de Oriente Cercano, con lo que su principal indicador, el Ibex-35, perdía el 0,09%.
La Bolsa española comenzó hoy una nueva sesión en signo negativo, incapaz de levantar cabeza a consecuencia de la crisis de Oriente Cercano, con lo que su principal indicador, el Ibex-35, perdía el 0,09%. De esta forma, a los pocos minutos de comenzar la sesión, el índice más representativo de la bolsa española, el Ibex-35, se dejaba 10,30 puntos, el 0,09%, y quedaba situado en 11.169,10 enteros, en tanto que el Indice General de Madrid perdía 0,05 puntos, hasta las 1.214,05 unidades.