El cierre a la baja de Wall Street y los máximos del crudo hacen que los inversores españoles se lo piensen dos veces a la hora de seguir apostando por las compras. Pero se resisten también a deshacer posiciones. Así, el Ibex 35 se coloca muy plano en los 14.098 puntos, tras sumar un 0,18 por ciento, a pesar de los malos datos macro nacionales, léase el paro o la producción industrial. Técnicas Reunidas se desmarca al alza en un día en el que el resto de plazas europeas arrancan en negativo, mientras el cambio euro-dólar se coloca en las 1, 5485 unidades. Por su parte, el futuro del crudo ligero estadounidense se paga a 119,87 dólares, tras haber alcanzado un nuevo récord por encima de los 120 dólares el barril. Y es que, al disminuir en parte la preocupación por la economía estadounidense, lo que ha impulsado la demanda de oro negro.
Los inversores desayunan con un cúmulo de noticias negativas sobre la mesa. Desde el mal cierre anoche de Wall Street – con un descenso de más del 13 por ciento en Yahoo! por el fracaso de la oferta de Microsoft- hasta el anuncio de la farmacéutica Merck de que recortará 1.200 puntos de trabajo para intentar reducir costes y ganar eficiencia. Despidos que son una medida recurrente también en Europa, como medida urgente para “soltar lastre” ante la crisis. El promotor es el gigante bancario suizo UBS que ha anunciado unas pérdidas en el primer trimestre por valor de 7.075 millones de euros vinculadas a los créditos inmobiliarios estadounidenses de alto riesgo (subprime). Como consecuencia de ello, despedirá a 5.500 trabajadores y venderá activos hipotecarios por un valor de 15.000 millones de dólares al gestor de fondos estadounidense Blackrock. Por si fuera poco, a la aseguradora Swiss Re tampoco le han ido mejor las cosas: ha anunciado una caída del 53 por ciento en su beneficio hasta marzo. Y la culpa, cómo no!, de todo lo que tiene que ver con los créditos de alto riesgo. Con todo esto sobre la mesa y con las palabras del presidente de la FED – en el sentido de que hacen falta medidas adicionales para afrontar las crisis hipotecaria- de fondo, los inversores no se achantan y no se dejan llevar por las ventas, con lo que los analistas piensan que la superación de los 14.000 podría ser bastante fiable. Técnicas Reunidas suma y sigue La compañía fabricante de plataformas e infraestructuras petrolíferas, Técnicas Reunidas se beneficia de los altos precios del crudo y de una mejora de recomendación por parte de Merrill Lynch. El banco de inversión ha elevado el precio objetivo de la compañía de ingeniería desde los 55 a los 60 euros y sus títulos reaccionan con alzas del 2,20 por ciento, para liderar los repuntes del selectivo del continuo en la apertura. Le siguen los repuntes de Grifols del 0,9 por ciento, mientras que la petrolera Repsol sube un 0,86 por ciento. Se trata del mejor entre los pesos pesados de nuestro mercado, ya que tanto Santander como BBVA suben un 0,14 y un 0,07 por ciento, respectivamente. Telefónica gana un 0,52 por ciento, mientras que Iberdrola cede terreno, aunque de forma moderada. Se deja en los primeros compases del día un 0,21 por ciento, tras publicarse que planea invertir 600 millones de euros en la construcción de una de la plantas de ciclo combinado más grande de la empresa, que se ubicará en Alemania. Pero no es la única noticia en torno al valor: la eléctrica estaría preparando los detalles de una oferta no vinculante por una participación del 35 pro ciento en British Energy. Según se publica, Iberdrola -que está siendo asesorada por Dresdner Kleinwort Wasserstein- competirá contra Elecricite de France, apoyada por Merrill Lynch, y RWE, que se alió con Deutsche Bank.. Con ganancias del 0,7 por ciento disfruta Ferrovial el hecho de que Merrill Lynch le haya mejorado el precio objetivo de la constructora que controla la familia Del Pino desde los 63 a los 65 euros. Prueba de la indefinición y de la poca claridad en el comienzo de la sesión son las ventas que sufre Bankinter. Es el peor valor en la apertura y se deja un 0,6 por ciento, seguido por los descensos del 0,35 pro ciento de Telecinco.