La renta variable española comienza la sesión con calma, pero al alza. La cota de los 16.000 puntos está “ a tiro de piedra” y los inversores "se lo piensan" a la hora de afrontarla. De este modo, el Ibex 35 suma un moderado 0,16 por ciento y se coloca en los 15.922 puntos, mientras que su revalorización anual supera ya con creces el 12 por ciento. La bolsa española parece olvidar la crisis financiera y no se achanta por los máximos del crudo y del euro. La moneda única ha llegado a tocar los 1,4667 dólares, mientras que el futuro del barril de Brent, de referencia en Europa, ha alcanzado un nuevo récord en los 94,57 dólares.
El crudo continúa su imparable escalada ante la posibilidad de que Estados Unidos anuncie hoy una nueva reducción en sus reservas de crudo semanales por tercera vez consecutiva. De momento, sólo es una previsión, pero los inversores no parecen preocuparse en exceso, como tampoco parecen cohibidos por las dificultades del sector bancario. Este miércoles ha sido Societe Generale quien ha anunciado una rebaja en su beneficio del tercer trimestre del 11,5 por ciento, debido a los efectos de la crisis subprime. Aún con todo, las dos entidades españolas, BBVA y Santander ceden terreno de forma tímida, en torno a un 0,06 por ciento. Entre los pesos pesados reposa Telefónica, al dejarse en los primeros compases del día un 0,3 por ciento, pero el empuje de valores como Acciona, Iberia o Repsol consiguen mantener al Ibex 35 en terreno positivo. Las acciones de la constructora suman un 2,6 por ciento, seguidas de la aerolínea que celebra esta jornada su Día del Inversor y que “celebra” también sus cuentas presentadas ayer al cierre del mercado. Su beneficio neto se ha incrementado hasta septiembre un 236,3 por ciento y sus títulos suben este miércoles un 1,15 por ciento. Las acciones de Repsol avanzan, por su parte, un 0,9 por ciento ante el repunte del precio del crudo. Otro de los valores que se coloca en positivo, con alzas del 0,7 por ciento es Sogecable, tras conocerse que Prisa ha elevado su participación en la compañía del 45,78 al 46 por ciento, su segundo incremento en las últimas semanas. Las compras de Prisa no pueden superar el 5 por ciento al año sin verse obligada a lanzar una oferta sobre el 100 por cien del capital.