El Ibex 35 abre con un fuerte descenso del 0.81% hasta los 14.436 puntos. El mal cierre de los mercados americanos y la ausencia de referencias empresariales por la festividad en nuestro país, deja en números rojos a un mercado bursátil temeroso de los efectos que pueda tener la crisis crediticia. Los beneficios de REE en los primeros minutos de negociación se enfrentan a los fuertes recortes de Iberia.
El selectivo de la bolsa española mantiene los 14.400 puntos en la apertura de una sesión festiva en la mayoría de los países de la Zona Euro. Los temores sobre la crisis hipotecaria volvieron a penalizar a los indicadores americanos, que cerraron en números rojos al cierre, y se ha hecho notar en la apertura de los europeos. El más penalizado es el Eurostoxx 50 que cede más del 1.40% seguido del FTSE-100, que supera el 1.20% de caída.