Ligeros movimientos al alza de los primeros compases no han tardado en convertirse en caídas en el mercado español, tras el jarro de agua fría que arrojó ayer el BCE sobre las previsiones de crecimiento de la zona euro y que la prima de riesgo española sube a 420 puntos básicos. El Ibex 35 cede un 0,25% hasta los 7.890 puntos. A destacar la fuerte caída que experimenta Banco Popular, que no levanta cabeza desde que comenzaran a cotizar las nuevas acciones procedentes de su ampliación de capital. En el mercado de divisas las palabras del presidente del BCE, Mario Draghi, se han traducido en bajadas hasta los 1,29 dólares. 


Si bien el Banco Central Europeo (BCE) ayer no sorprendió en su decisión de mantener los tipos de interés en el 0,75%, los europeos nos llevamos las manos a la cabeza al escuchar de bona de Mario Draghi la penosa revisión a la baja de sus previsiones de crecimiento para 2013 en la región, donde prevé una contracción del 0,3 %, frente al crecimiento del 0,5 % pronosticado en septiembre. A esta rebaja de previsiones de la zona euro se suma hoy la del Bundesbank para la economía fuerte de Europa, Alemania.

Además, los bancos podrán seguir emborrachándose de liquidez a costa del BCE hasta julio de 2013. El organismo ya ha dicho que prestará a las financieras toda la liquidez que necesiten.

¿Por qué no funcionan las medidas que imponen Europa y los gobiernos de cada país? “porque las restricciones fiscales están siendo improductivas para reducir el paro, pues no se trata de un problema de inflación, lo que nos debe preocupar es el problema del paro. Debemos fijarnos en EEUU, que está consiguiendo crecer y es la mejor forma de pagar las necesidades”, explica David Cano, director general de Afinet Global, en declaraciones a Radio Intereconomía.

Con este telón de fondo y sin confirmarse los rumores que apuntaban a que España pediría el rescate en este puente de la Constitución, los inversores ya no dan tregua. La prima de riesgo se sitúa en 420 puntos básicos, poniendo a España, que ya no consigue colocar el máximo en sus subastas de deuda, entre la espada y la pared. Y, por ende, al Ibex 35, que vuelve a jugarse los 7.900 puntos. Tirando fuertemente hacia abajo encontramos a Banco Popular (4,84%). No levanta cabeza desde que ayer se incorporaran las nuevas acciones procedentes de la ampliación de capital y después de que la agencia S&P haya rebajado el rating de sus preferentes y su deuda subordinada tras el ofrecimiento de canje por acciones.

En el lado contrario encontramos a Endesa (0,55%), FCC (0,47%) y OHL (0,29%).

En el grupo de los blue chips, Banco Santander cede un 0,03%, BBVA un 0,15% y Telefónica un 0,35%, mientras que Iberdrola sube un 0,08% y Repsol un 0,12%. La petrolera ha firmado un acuerdo de exploración de hidrocarburos, especialmente de gas, con las autoridades de la isla de Aruba.

En el Mercado Continuo…
Los derechos de suscripción preferente de CaixaBank no podrían comenzar a cotizar de peor forma. Ceden un 8,96%. Recordemos que hoy comienzan a cotizar estos derechos procedentes del aumento de capital liberado por un importe máximo de 92,6 millones de euros para instrumentar el programa 'CaixaBank Dividendo/Acción’, que ofrece a los accionistas la posibilidad de cobrar los dividendos en forma de títulos.

Al otro lado, paradójicamente, Banco de Valencia (3,60%), entidad por la que CaixaBank se quedará a cambio de 1 euros.