La renta variable española comienza la semana y el mes de junio con muchas dudas. Incertidumbre que pronto se torna en descensos claros y que lleva al Ibex 35 a ceder un 0,7 por ciento y colocarse en los 13.500 puntos en un día con Ferrovial como protagonista. La constructora habría conseguido un acuerdo con ocho entidades bancarias que le permitiría refinanciar la deuda por la compra de BAA y repunta en los primeros compases del día más de un 3 por ciento. El resto de plazas europeas arrancan la sesión con descensos discretos, mientras el cambio euro-dólar se mantiene estable en las 1,5530 unidades. En el mercado de materias primas, los futuros del crudo ligero estadounidense se pagan a 126,5 dólares el barril.
El mes de junio comienza con mucha indefinición para la bolsa. El cierre al alza del Nikkei esta madrugada y la conclusión plana de Wall Street en la última jornada, tras publicarse que la inflación se redujo una décima en abril y se quedó en una tasa anual del 3,2 por ciento, no consiguen decantar a los inversores por una tendencia clara en un principio. Pasada media hora de negocio, ´los números rojos se imponen de forma clara y en este clima de números rojos, destaca el buen tono de Ferrovial. Ferrovial consigue financiación Las acciones de Ferrovialse disparan un 3,26 por ciento, después de publicarse que ha conseguido el visto bueno de ocho entidades financieras para firmar un préstamo a largo plazo de unos 9.500 millones de euros. Con este préstamo refinanciará la deuda de la compra de su filial aeroportuaria BAA, por la que pagó 10.100 millones junto a sus socios en 2006. Según el diario, el préstamo, que se pagará mediante pequeñas emisiones, reducirá los costes financieros del grupo aeroportuario y respaldará las inversiones en los próximos cinco años. Le sigue de lejos Acerinox, que rebota un 1 por ciento, mientras que el gestor de las bolsas españolas, BME, se deja un 0,6 por ciento. Alzas que no consiguen decantar al selectivo del continuo por el lado de las compras, ante el mal tono que sufren los pesos pesados. De todos ellos, los más penalizados son los títulos del Santander que ya ha cerrado la venta de Antonveneta a Monte dei Paschi di Siena por 9.000 millones de euros, y de Repsol YPF, cuyas reservas se redujeron un 8 por ciento durante 2007 con respecto al ejercicio anterior. Ambas compañías se dejan en la apertura un 0,5 por ciento. Cede Telefónica un 0,11 por ciento, después de que el banco de inversión estadounidense JP Morgan haya iniciado cobertura sobre los títulos de la operadora con consejo de sobreponderar, el mismo porcentaje que recorta Iberdrola. Por el lado de los retrocesos, los más abultados del Ibex 35 en los primeros compases de la sesión son para Criteria, que se deja un 1,13 por ciento, seguido de las caídas del 1,08 por ciento del Banco Sabadell.