Pese a la alta volatilidad e incertidumbre que ha tenido que soportal el Ibex 35 esta semana, entre elecciones italianas y el secuestro presupuestario de EEUU, el selectivo español logra cerrar la semana al borde de los 8.200 puntos. En concreto, hoy el índice de la Bolsa de Madrid ha perdido un 0,52%, pero en la semana ha ganado un ligero 0,09% para situarse en los 8.187 puntos gracias especialmente a Telefónica e Inditex. Mientras, en el Mercado Continuo Pescanova ha permanecido todo el día suspendida de cotización tras solicitar su preconcurso de acreedores. En el mercado de renta fija, la prima de riesgo termina la semana en el entorno de los 370 puntos básicos, después de superar los 400 pb a principios de semana y, en el de divisas, el euro-dólar cae a 1,297 dólares.

El Ibex 35 ha logrado salvar con una ligera rentabilidad positiva una semana con altos picos de volatilidad. A principios de semana, concretamente el martes, lo veíamos cerrando por debajo de los 8.000 puntos debido al resultado de las elecciones italianas, que dejaba un país ingobernable y volvía a desatar los temores de desbarajuste económico-político en toda la periferia europea –sobre todo en la susodicha Italia y en España-. Hemos llegado al viernes y, pese al ‘secuestro presupuestario’ de EEUU -recorte automático de 85.000 millones de dólares del presupuesto público- los inversores han llevado han garantizado al índice la permanencia por encima del soporte de los 7.653 puntos.

Aún así, ha habido valores que han acabado siendo el blanco de grandes caídas, como FCC. La compañía de Esther Koplowitz se ha dejado un 4,41% tras comunicar que acabó el ejercicio 2012 con unas pérdidas de 1.028 millones de euros debido a los ajustes y saneamientos contables y las provisiones por reestructuración. El vicepresidente y consejero delegado de FCC, Juan Béjar, ha presentado su nuevo plan estratégico que comprende la venta de activos por más de 2.400 millones de euros. También han terminado la sesión en los últimos puestos Abengoa (3,95%) y Mediaset (3,56%).

Escasos valores han cerrado en positivo. Los más premiados por los inversores han sido Grifols (2,29%) y Endesa (1,72%). No obstante, las subidas que no han evitado un descalabro mayor del índice las han protagonizado dos de los grandes: Telefónica, que se consolida por encima de los 10 euros con una subida hoy del 0,95% y alcanza rompe dos resistencias en dos días. Ahora, Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseactic Brokerhouse, comenta que “debería buscar los 10,70, 10,80 y 11,10, respectivamente". El otro blue chip premiado es Inditex, que ha avanzado un 1,66% hasta los 104,35 euros.
Las caídas se han apoderado del respecto al resto de grandes valores del Ibex. BBVA pierde un 1,67%, Santander un 1,33% e Iberdrola un 1,32% y Repsol un 0,12%, aunque la petrolera logra salvar el soporte de los 16 euros.

En el Mercado Continuo…
Pescanova
ha permanecido toda la sesión suspendida de cotización. La compañía así se lo pidió a la misma CNMV ante la imposibilidad de presentar sus cuentas de 2012. Además, a lo largo del día solicitó su preconcurso de acreedores para tratar de reducir su deuda. Hasta septiembre de 2012, acumulaba una deuda de 1.522 millones de euros

Como farolillo rojo del mercado español ha cerrado Banco de Valencia, que se ha desplomado un astronómico 90,74% en el día, pasando de los 0,108 euros a 0,01 euros (el mínimo precio que posibilita cotizar en la bolsa española). Hoy ha sido adjudicada a Caixabank tras ser saneado por el Estado.

En el lado positivo, Enel Green Power se ha revalorizado un 6,87% y Grupo Tavex un 4,78%.