El Ibex-35 cerró el viernes la peor semana en bolsa desde comienzos de marzo ante la salida de la inversión extranjera, que empieza a contemplar a España como un factor de riesgo en una sesión en la que debilidad de los grandes valores contrastó con la firmeza de Iberia.
"La bolsa española había subido mucho más que gran parte de las principales plazas bursátiles internacionales y ahora estamos corrigiendo mucho más debido a una percepción al riesgo a España, sobre todo entre el inversor extranjero", dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup en España. Este experto calificó, no obstante, "de interpretaciones bastante poco fundadas calificar de catástrofe o de crisis la situación de la construcción en España, en vez de aterrizaje suave". El Ibex-35 cayó en esta jornada un 1,42 por ciento a 14.403,6 puntos y sufrió con una bajada de casi el 4,5 por ciento el mayor descenso semanal desde comienzos de marzo pasado. En la semana que finalizó el 2 de marzo pasado, el selectivo se depreció un 5,45 por ciento. El contexto internacional fue bajista tras conocerse que el PIB estadounidense subió un 1,3 por ciento en el primer trimestre del año frente a un alza previsto del 1,8 por ciento. En el mercado nacional, las mayores caídas las sufrieron los títulos de la petrolera Repsol-YPF con un 2,76 por ciento. El grupo tecnológico y de defensa Indra también destacó con bajadas del 2,53 por ciento, mientras Mapfre lo hizo en un 2,52 por ciento. En este escenario bajista, Inmocaral volvió a ser uno de los valores más castigados con un 2,27 por ciento a 4,31 euros. Las también inmobiliarias Industrias Besos e Inmobiliaria Urbis cayeron un 4,99 por ciento y 3,89 por ciento, respectivamente. Entre los grandes valores del mercado también destacaron los retrocesos de un 2,37 por ciento de Santander a pesar de anunciar un resultado trimestral superior al previsto. El beneficio atribuible del primer banco español subió un 20,7 por ciento a 1.802 millones de euros, pero se vio solapado en bolsa por estar inmerso en el intento de compra ABN Amro por 72.000 millones de euros en un consorcio liderado por Royal Bank of Scotland. En este contexto, BBVA se desinfló un 1,67 por ciento 17,71 euros. Entre los pesos pesados, Telefónica se depreció un 1,55 por ciento a 16,55 euros entre informaciones que apuntaban a que los bancos italianos Mediobanca e Intesa Sanpaolo están en conversaciones avanzadas con la operadora de telecomunicaciones española para tomar una participación en Olimpia, la sociedad que controla Telecom Italia, según fuentes cercanas a la operación. Al final de la jornada sólo hubo seis ganadores dentro del Ibex-35. Entre ellos destacó Iberia con un 2,94 por ciento a 3,85 euros tras decir Vista Capital que se ha asociado con Texas Pacific Group para lanzar una oferta conjunta por Iberia.