Los inversores se van de fin de semana animados. El Ibex 35 despidió la semana más rentable desde hace casi dos años–recuperó un 4,86%-. El selectivo cerró en los 13.924,90 puntos, tras sumar un 2,63%, gracias al apoyo de Wall Street, animado por unos resultados nada desdeñables. Alzas generalizadas –excepto Sogecable que cerró sin cambios- y especialmente abultadas para sus blue chips, con el Santander(+3,22%) e Iberdrola(+3,03%) a la cabeza. El peor comportamiento de entre los grandes lo vimos en Telefónica y aún así, la operadora de César Alierta ganó un 2,26%. En el mercado de divisas, un euro se cambió por 1,57 dólares, mientras que el crudo cotizó por encima de los 112 dólares/barril.
Habrá ampliación