Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid bajó el 0,74% -en los cinco últimos días pierde el 1,27%-, mientras que el tecnológico Ibex Nuevo Mercado cedió el 0,01% -en la semana cae el 1,4%-. En Europa, con el euro a 1,262 dólares, Fráncfort perdió el 0,85%; Milán, el 0,82%; París, el 0,63% y Londres, el 0,39%. La bolsa empezó la jornada con una subida considerable, el 1,3%, que le acercaba al nivel de 11.200 puntos, gracias a la subida del 1,8% que registró ayer Wall Street. El mercado neoyorquino se aprovechó del comentario del presidente de la Reserva Federal -banco central estadounidense-, Ben Bernanke, sobre el impacto "relativamente bajo" de la energía en los precios para avanzar y favorecer la recuperación de Tokio esta madrugada, que ganó el 2,8%. Sin embargo, las ganancias que promovían las expectativas de la futura relajación de la política monetaria estadounidense iban menguando poco a poco. El mercado se preparaba para el vencimiento de futuros e ignoraba el abaratamiento del petróleo, que pasaba de 69,4 dólares por barril a 68,5. La bajada del 0,6% de la producción industrial en la zona euro en abril, al 1,9% interanual, fue mal acogida por el mercado, que perdía la cota de 11.100 puntos.