El HSBC, el mayor banco europeo, ha informado hoy de que ha sufrido una pérdida de 3.200 millones de dólares de valor contable en los tres primeros meses de 2008 a raíz de las depreciaciones que ha tenido que afrontar por la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos. Esta cantidad, que era ampliamente esperada por los expertos de la City de Londres, coloca al HSBC por detrás del Citibank, el UBS y Merrill Lynch como las entidades financieras más afectados por esta crisis. La pérdida de valor contable anunciada hoy por el HSBC en el primer trimestre está, no obstante, por debajo de los 4.600 millones de dólares que tuvo que asumir en el último trimestre del 2007.
En un comunicado enviado hoy a la Bolsa de Valores de Londres, el HSBC señala que las perspectivas para el 2008 son difíciles, si bien ha destacado que ha incrementado sus beneficios en los principales mercados emergentes de Asia y Oriente Medio. "Las perspectivas para el resto del año son inusualmente difíciles de anticipar en la actual situación", ha subrayado el presidente del HSBC, Stephen Green. El banco, con sede en Londres, cree posible que la economía estadounidense entre en recesión debido a un deterioro de la situación del mercado hipotecario, que puede extenderse al 2009. Con las depreciaciones que ha tenido que asumir el banco por los activos dudosos de las llamadas "subprime", las deudas incobrables del HSBC en EEUU alcanzan 9.000 millones de libras (unos 11.340 millones de euros) en el último año.