La bolsa norteamericana abrió la sesión en positivo en un día carente de datos macroeconómicos. La recuperación del dólar –un euro se cambia por 1,54 dólares-, y repliegue del precio del crudo – el barril West Texas en el entorno de los 124 dólares- mejoran los ánimos de los inversores. Por el lado negativo, pesan las malas cuentas anunciadas, en esta jornada, por la aseguradora de bonos MBIA –ha anunciado pérdidas trimestrales de 2.406,7 millones de dólares- y las de Sprint Nextel -registró una pérdida neta de 505 millones- . En los primeros minutos de negocio, el Dow Jones de Industriales sube un 0,28% hasta los 12.781 puntos, el tecnológico Nasdaq repunta un 0,23% hasta los 2.450 puntos mientras que el S&P 500 gana un 0,18% hasta los 1.390 puntos.
Wall Street abrió la sesión en positivo, favorecida por la fortaleza del dólar atribuída, por el retroceso del precio del petróleo. Este fin de semana el Wall Street Journal publicaba un artículo en el que se sugería que el gobierno de Estados Unidos está “incómodo” con la debilidad de la moneda. Según el diario, el gobierno de George Bush, está a la cabeza de un esfuerzo internacional por establecer un piso para el dólar. Un funcionario del Tesoro ha afirmado que fue Estados Unidos y no Europa, el que encabezó un movimiento para rescatar al dólar durante una reunión del Grupo de los Siete en abril. No hay que olvidar, no obstante que, el precio del barril se ha incrementado en cerca de un 25% en los primeros cuatro meses del 2008. Nos finamos en una empresa del sector, en Exxon Mobile que pierde un 0,78%. Los títulos de la aseguradora de bonos MBIA recorta en bolsa un 0,85% después de anunciar una perdidas trimestrales de 2.406,7 millones de dólares, frente a unas ganancias de 198,6 millones de un año antes. Y ello, por un recorte del valor de sus activos de 3.540 millones de dólares, como consecuencia de los efectos de la crisis crediticia. Pérdidas mucho peor a las esperadas, ya que han duplicado la media de las anunciadas por los analistas. Por otra parte, en esta jornada Sovereign Bancorp -que se revaloriza un 3,05%- ha confirmado sus planes de recaudar 1.500 millones de dólares mediante la venta de acciones y notas subordinadas, con lo que se convierte en la última entidad financiera que recurre a ampliaciones de capital para sanear sus cuentas. El banco de Pensilvania no ha explicado en el comunicado las razones de esta venta de acciones por 1.000 millones y 500 millones en notas a tipos fijos. Sin embargo, The Wall Street Journal informó el viernes de que la ampliación de capital tendría como fin apuntalar su hoja de balance, mermada por el incremento de la morosidad. El periódico añade que un posible inversor es Banco Santander, que ya controla una participación del 24,4% en Sovereign. Una sesión en la que también ha presentado sus cuentas la tercera mayor empresa de telefonía inalámbrica de Estados Unidos, Sprint Nextel que cede un 3%. Registró una pérdida neta de 505 millones de dólares, o 18 centavos por acción, durante el primer trimestre, lo que se compara con la pérdida de 211 millones, o 7 centavos por acción, en el mismo período del año anterior. Durante el último trimestre, la empresa siguió perdiendo suscriptores y observó un incremento en los costos asociados a la adquisición en el 2005 de Nextel. Los analistas esperaban que anunciara una ganancia trimestral de 2 centavos por acción. Gráfico Dow