El grupo aéreo Lufthansa, que incluye a la aerolínea alemana y a su filial Swiss, transportó 20,9 millones de pasajeros entre enero y abril, lo que supone un descenso del 5,6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la compañía. En ese mismo periodo, el factor de ocupación se situó en el 74,5%, tres puntos porcentuales menos del registrado en los cuatro primeros meses de 2008. La oferta y los ingresos por pasajero y kilómetros descendieron en un 5,6% y en un 1,8%, respectivamente. El número de vuelos operados por el grupo alemán en los cuatro primeros meses del año ascendió a 255.017, un 4,8% menos.