El Gobierno español se tomará su tiempo para responder a la Comisión Europea que acusa a España de violar las reglas comunitarias con las condiciones impuestas por su regulador nacional de la energía (CNE) a la compra de la compañía eléctrica Endesa por el grupo alemán E.On.
El Gobierno español se tomará su tiempo para responder a la Comisión Europea que acusa a España de violar las reglas comunitarias con las condiciones impuestas por su regulador nacional de la energía (CNE) a la compra de la compañía eléctrica Endesa SA por el grupo alemán E.ON AG, según informó el Ministerio de Industria.