El Gobierno redujo hoy en dos décimas la previsión de crecimiento de la economía española para 2008, hasta el 3,1%, pero mantuvo el alza prevista del empleo (420.000 puestos de trabajo) en el 2,2% y el superávit de las cuentas públicas en el 1,2% del PIB.