El Gobierno recurrirá por su cuenta la multa de 152 millones de euros que la Comisión Europea impuso a Telefónica por abuso de posición dominante, según Expansión, que no cita fuentes. El diario explica que el Ejecutivo se opondrá al dictamen de la Comisión, respaldando así a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). El gobierno presentará un recurso independiente, sin incorporarse a la queja que formulará la compañía en Luxemburgo, indica el rotativo En julio la CMT solicitó al gobierno que interpusiera un recurso de anulación contra la decisión de la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Por su parte, Telefónica también anunció que recurriría la multa.