El Gobierno español ha enviado a Londres un documento con diez propuestas de cara a la próxima reunión del G-20, que se celebrará el 2 de abril, para analizar la reforma de los mercados financieros, entre las que se encuentra la necesidad de que las entidades financieras "internalicen" los costes sociales derivados de las políticas de rescate gubernamentales para evitar en el futuro el "riesgo moral" de estas políticas. El Ejecutivo recuerda en el punto número seis del documento, estructurado en diez puntos, que ante la amenaza de un "desplome sistémico" a gran escala, muchos gobiernos comprometieron recursos presupuestarios o asumieron "grandes riesgos" ligados a los activos y pasivos de las entidades financieras, lo que dio lugar a una "cierta socialización" de los riesgos de la industria financiera, que constituye un elemento de "riesgo moral" para el futuro.