La hoja de ruta para la reestructuración del sistema financiero español que el Gobierno ha presentado al Partido Popular y a otros grupos de la oposición plantea que el fondo para ayudar a las entidades con problemas pueda movilizar hasta 99.000 millones de euros de recursos públicos, según informaron fuentes parlamentarias. La idea del Gobierno parte por un lado, de una dotación inicial para el fondo de 9.000 millones de euros con cargo al Tesoro, y por otro lado, de una capacidad de endeudamiento de hasta diez veces dicho importe, lo que arrojaría otros 90.000 millones y eleva el total de recursos públicos disponibles a casi 100.000 millones de euros.