La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, llamó al sector inmobiliario a "asumir su responsabilidad, a arrimar el hombro y a autorregularse con el menor coste social posible" ante la crisis que actualmente presenta la actividad de construcción de pisos. Durante su intervención en un encuentro sectorial de Vivienda organizado por la revista 'Metros 2", la ministra constató que el sector de promoción residencial está actualmente en "pleno frenazo" de actividad, si bien mostró su confianza en que lo peor del ajuste haya pasado y que las medidas diseñadas por el Gobierno comiencen a dar sus resultados en el presente trimestre.
Corredor aseguró que el Ejecutivo es consciente de esta situación "difícil y complicada", y que la afrontará con "responsabilidad y plena confianza en las posibilidades de la economía española" que, según aseguró, "cuenta con sólidos factores de ajuste". No obstante, en el caso del sector inmobiliario, la ministra llamó a "asumir responsabilidades y a arrimar el hombro" para convertir "problemas en oportunidades", esto es, para abordar un cambio en la actividad inmobiliaria que suponga abandonar la senda de "crecimiento insostenible" que presentaba "por su carácter expansivo, por sus tensiones especulativas y por consumir ingentes cantidades de recursos naturales". En lo que al Ministerio respecta, Corredor aseguró que "no se parará en todo el verano" para continuar desarrollando políticas de vivienda "que alivien las dificultades de los ciudadanos y de los agentes implicados en el sector". PLAN RENOVE DE VIVIENDAS DE 2.500 MILLONES Así, ratificó que antes de fin de año elevará al Consejo de Ministros el plan de rehabilitación integral de edificios y viviendas ya construidos, con el fin de que entre en vigor en enero de 2009. Este 'Plan Renove' incluirá actuaciones para alrededor de medio millón de viviendas y contará con una dotación de 2.500 millones de euros financiados a través del ICO en el conjunto de la presente Legislatura. Con este plan, que busca remodelar pisos antiguos en el centro de las ciudades y asegurar su accesibilidad y eficiencia energética, el Ministerio pretende además garantizar la actividad del sector en cuanto a mano de obra y consumo de materiales. Corredor aseguró además que seguirá trabajando en el diseño del nuevo Plan Vivienda 2009-2012, con el fin de contar con un primer borrador del mismo consensuado con las comunidades autónomas y los ayuntamientos en otoño. La ministra recordó que el plan potenciará la figura de la vivienda en alquiler con opción a compra que ya desarrollan muchas comunidades autónomas, promoverá alojamientos para colectivos muy concretos, como son estudiantes, científicos, mujeres maltratadas y mayores, entre otros, y fomentará la constitución de un parque público de viviendas en alquiler. En este sentido, la ministra prevé que en las próximas semanas quede constituida una subcomisión interministerial para localizar suelos públicos.