El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, aseguró hoy que el Gobierno mantiene su previsión de déficit para el cierre del año (5,8%) a pesar de la nueva caída de la recaudación registrada en los dos primeros meses del año, al tiempo que insistió en que el margen del Ejecutivo para actuar contra la crisis es "escaso". Así lo puso de manifiesto Ocaña durante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, donde, sin embargo, admitió que las previsiones siempre hay que ajustarlas a lo largo del año con la información que vaya surgiendo y teniendo muy en cuenta la evolución del desempleo, una de las variables que incide de forma importante en las cuentas públicas.