La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha dicho hoy que España debe ampliar el número de empresas que utilizan la investigación, el desarrollo y la innovación como herramienta de competitividad, y ha anunciado que los incentivos fiscales a la I+D+i "se mantendrán más allá de 2011". Esta medida, demandada por el tejido empresarial, según ha reconocido la ministra, será recogida de "forma inminente" en un decreto del Ministerio de Economía y Hacienda, a través del cual el Gobierno "eliminará el límite temporal" para las deducciones fiscales de las inversiones en I+D+i, establecido en 2011. Garmendia, quien ha presentado en un acto organizado por la CEOE los nuevos instrumentos financieros del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) de apoyo a la I+D empresarial, ha indicado que, además de querer ampliar el número de empresas que usen la I+D+i como herramienta de competitividad, su Ministerio apuesta por que las empresas innoven de manera sistemática.