La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, reconoció que para el Gobierno supone una preocupación que una "empresa bandera" como SOS "pueda estar preocupándose más por sus problemas internos que por los problemas de la comercialización". Espinosa, que realizó estas declaraciones tras su comparecencia en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca en el Congreso de los Diputados, añadió que su departamento ya ha transmitido esta preocupación a los nuevos accionistas, junto con su deseo de que la empresa funciones con normalidad respecto a su actividad y "no genere ningún problema dado que acapara una parte muy importante del aceite que se comercializa en España".