El Consejo de Ministros adoptó hoy un acuerdo por el que se impone a Sniace una sanción de 601.012 euros más la obligación de indemnizar los daños causados al dominio público hidráulico en la cuantía de 533.138 euros. La sanción y la indemnización son consecuencia del vertido de aguas residuales al cauce del río Saja que realizó la empresa sin autorización del organismo de cuenca, en el barrio de Riaño (Santillana del Mar). Respecto a esta decisión, fuentes de ARCA señalaron a esta agencia que lo que está ocurriendo con Sniace es "la consecuencia de una mala política empresarial de despreciar el medio ambiente que se basaba en los soportes políticos que ha tenido en Cantabria".