El primer ministro francés, Francois Fillon, admitió que la economía francesa no crecerá este año lo que su Gobierno había previsto, entre el 2 y el 2,5%, sino un 1,9%, y también que para 2008 "las incertidumbres son más fuertes". En una entrevista publicada hoy por Les Echos, Fillon afirmó que este año "creo que estaremos en el 1,9%, muy cerca del objetivo del 2%, que era el extremo inferior de nuestras previsiones". En cuanto a 2008, admitió que han aumentado las "incertidumbres" por "el nivel del dólar, el precio del barril de petróleo y las repercusiones de la crisis" hipotecaria en Estados Unidos. El presupuesto del Estado para el próximo ejercicio se ha elaborado sobre una previsión de crecimiento de entre el 2 y el 2,5%.