El Gobierno destinará 3.108,99 millones de euros durante 2010 a la política de Industria y Energía, un 8,2% más que en el ejercicio anterior, y lanzará entre las actuaciones de reindustrialización una convocatoria para la zona de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña, en Burgos. El incremento del próximo ejercicio responde a la inclusión en el presupuesto de la financiación de los extracostes de generación de los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares, que se asumían hasta ahora a través de la tarifa eléctrica. De no haberse incluido en los presupuestos de 2010, la partida final hubiese sido similar a la de 2009.