El Gobierno tendrá que invertir 2.659,32 millones de euros por la desviación del 1,3% de la inflación en 2010 a pagar a los ocho millones y medio de pensiones.
El Ministerio de Trabajo e Inmigración ha informado de que esta cantidad se desglosa en una paga única de 1.229,42 millones que recibirán los pensionistas a finales de enero y en la consolidación en la nómina del ejercicio 2011 de la desviación de inflación de 1.429,90 millones.