El Consejo de Ministros ha aprobado la derogación de diferentes disposiciones en materia de normalización y homologación de productos industriales como consecuencia del proceso de armonización de la normativa europea y de la entrada en vigor, con carácter exclusivo, del mercado comunitario para algunos productos. Entre los productos afectados están el aluminio, el yeso, las aleaciones, los prefabricados, cerámica, etc, que deben estar homologados por el Ministerio de Industria y Energía.