El primer ministro británico, Gordon Brown anunciará el lunes que el Gobierno de Reino Unido espera reducir en 16.000 millones de libras su deuda con la venta de una cartera de activos e inmuebles estatales, entre los que se incluyen un servicios de apuestas y un conjunto de créditos estudiantiles. El Gobierno pedirá prestados unos 175.000 millones de libras el próximo año, con lo que tendrá uno de los mayores déficit públicos del mundo desarrollado, que se espera que alcance el 14% del PIB del país.