El ministro de Industria español, Miguel Sebastián, anunció el jueves que el Gobierno ampliará hasta 2013 el permiso de funcionamiento de la central nuclear de Garoña, gestionada por las compañías eléctricas Iberdrola y Endesa. La decisión llega después de que el Consejo de Seguridad Nuclear español emitiera el pasado 8 de junio una recomendación para ampliar 10 años el permiso para la planta de 466 megavatios, y en medio de la presión de las compañías para ampliar la vida operativa de la planta y las reclamaciones de los ecologistas para cerrarla.