La vicepresidenta de Castilla-La Mancha y responsable de Economía, María Luisa Araújo, admite que se han cometido "errores" en la gestión de Caja Castilla La Mancha (CCM), pero opina que sus directivos han actuado "con lealtad" a la entidad y que son "gente seria, sólida y solvente". Araújo hace estas declaraciones en una entrevista con Efe, en la que analiza la intervención de CCM por el Banco de España y el informe de este organismo, que difundió ayer Efe, en el que se sostiene que la "deficiente" gobernanza de la entidad socavó "su solvencia y su viabilidad". La vicepresidenta de Castilla-La Mancha reconoce que, "sin duda", en la gestión de la caja ha habido "errores" en la valoración de determinados riesgos y en la excesiva concentración en el sector inmobiliario, pero opina que fallos ha habido en todas las entidades financieras, pues de lo contrario no habría aumentado la morosidad en todo el sistema. E insiste en que todas las decisiones del Consejo de Administración se han adoptado por unanimidad, "sin una sola discrepancia", lo que para ella es "una fortaleza de la entidad" que "por sí misma respalda la gestión que se ha desarrollado".