La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha anunciado hoy que el Gobierno ha procedido a la revisión de las tarifas eléctricas, que a partir del 1 de julio subirán de media el 5,6%, y a la puesta en marcha de la nueva tarifa social. Según ha explicado la vicepresidenta en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, la tarifa social afectará a 4,5 millones de hogares, que se traducirá en una bajada de sus facturas del 16%.
Asimismo, De la Vega ha indicado que para compensar la desaparición de las tarifas nocturnas, se ha creado una nueva modalidad tarifaria que amplía de 8 a 14 el número de horas en las que la electricidad es más barata (horas valle). De la Vega ha recfonocido que habrá familias que verán su tarifa aumentada, aunque a continuación destacó el "amplio conjunto de posibilidades" que ha puesto en marcha el Ejecutivo "para que paguen menos quienes menos consumen o quienes lo hacen de forma planificada".