El Gobierno ha decidido no subir la tarifa eléctrica de último recurso (TUR), a la que están acogidos la mayoría de los consumidores domésticos

Para compensar la subida del coste de la energía que dio como resultado la subasta celebrada ayer, el Ejecutivo bajará los denominados peajes de acceso, según las mismas fuentes. El recibo de la luz se compone de dos elementos, el coste de la energía, que se fija mediante subastas en el mercado eléctrico, y los peajes de acceso, con los que se pagan conceptos regulados como el uso de redes o las primas que reciben las renovables.