El Gobierno británico ha anunciado que Jaguar Land Rover  no necesitará un rescate financiero con fondos estatales después de que su propietario, el fabricante indio Tata, encontrara en el capital privado el respaldo necesario. El Ministerio de Empresas informó de que Tata ha logrado reunir 175 millones de libras (203 millones de euros).