El Consejo de Ministros aprobó hoy el nuevo recorte de 1.000 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado del año 2009 para hacer frente a la crisis económica, tal y como anunció el pasado martes el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el Debate sobre el estado de la Nación. Así lo puso de manifiesto hoy la vicepresidenta primera del Gobierno, Maria Teresa Fernández De la Vega, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde explicó que este recorte es una "muestra clara" de la voluntad del Ejecutivo de ser el primero "que se aprieta el cinturón". De la Vega explicó que de los 1.000 millones acordados, un total de 670 millones corresponden al presupuesto de gasto financiero, mientras que el resto, 330 millones, se recortarán de los gastos no financieros para 2009.