El Consejo de Ministros aprobará mañana el paquete de medidas fiscales y económicas anunciadas para reactivar la economía española y hacer frente a la desaceleración, que pondrá en manos de familias y empresas 10.000 millones de euros. El Gobierno, que aprovechará su primera reunión ordinaria de esta legislatura para lanzar este 'plan de choque', quiere de esta forma incentivar la actividad económica, fomentar el consumo privado y mejorar la financiación de las empresas, especialmente de las compañías del sector de la construcción, debido a la crisis de liquidez que domina los mercados financieros.