El gobierno español dijo hoy que las cadenas de televisión del país podrán cobrar a los espectadores de la televisión digital, con lo que abrió el mercado de pago pocas semanas antes del inicio de la temporada de fútbol 2009-2010.
El decreto aprobado supone un golpe para el grupo de medios Promotora de Informaciones SA o Prisa, que tradicionalmente ha explotado los derechos del fútbol en televisión a través de su plataforma digital de pago Digital+. La Sexta, cuyos principales accionistas son el grupo de comunicación español Mediapro y la compañía mexicana Televisa SA (TV), es probablemente el más beneficiado por el cambio legal.