El acuerdo alcanzado para decidir el futuro de la división alemana de General Motors, Adam Opel GmbH, con el fabricante de componentes para el automóvil Magna International no es vinculante, dijo el miércoles el ministro alemán de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg. "La compra por parte de Magna es tan concreta como lo puede ser un memorándum de entendimiento no vinculante", dijo zu Guttenberg a la prensa. "Hay dos partes negociadoras que mantienen conversaciones de compra... y esperemos que se firme un acuerdo". El Gobierno alemán anunció el sábado que había seleccionado a Magna como socio de Opel y acordó una financiación puente de EUR1.500 millones por parte del gobierno federal y de los estados, lo que allana el camino para una oferta de compra por parte de Magna y sus dos socios rusos.