El gasto en Investigación y Desarrollo (I+D) de la UE alcanzó los 229.000 millones de euros en 2007, equivalente a un 1,85% del producto Interior Bruto de la Europa ampliada, manteniéndose en los mismos noveles que en 2006, según cifras proporcionadas hoy por la oficina de estadística comunitaria, Eurostat. De todos los países de la UE, Alemania (62.000 millones), Francia (39.000 millones) y Reino Unido (37.000 millones) contabilizan en su conjunto el 60% del gasto total. España, con 13.342 millones de euros, ocupa el quinto lugar inversor de la UE en I+D en 2007, por detrás de Italia (16.831 millones de euros). El mayor gasto en I+D en relación con el porcentaje representativo del PIB se registró en Suecia, en el que se dedicó el 3,6% de la riqueza nacional, por delante de Finlandia (3,47%), Austria (2,56%), Dinamarca (2,55%) y Alemania (2,54%).