El grupo de los 20 principales países industrializados y emergentes, el G-20, trata de darle los últimos toques a un plan antes de inaugurar su cumbre esta semana en Pittsburgh. El documento exige que Estados Unidos, Europa y China implementen importantes cambios en sus políticas económicas para estimular un crecimiento duradero, en un momento en que el mundo todavía se recupera de su peor recesión en décadas.