El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria obtuvo un beneficio de 10,3 millones de euros desde su nacimiento el 14 de julio de 2009 hasta el pasado 31 de diciembre, según figura en el informe de gestión y auditoría de las cuenta de pérdidas y ganancias del fondo.

Estos rendimientos se integrarán en la dotación de 12.000 euros de que dispone el fondo articulado por el Gobierno para gestionar los procesos de reestructuración de las entidades de crédito y contribuir a reforzar sus recursos propios.