El grupo francés de distribución PPR ha anunciado que se ha hecho con el control del 62.1% del capital de la marca deportiva Puma después de finalizar su OPA. PPR tuvo que lanzar un segundo período de aceptación de su ofrerta para hacerse con el control de Puma, que cerró el pasado día 11 y del que ha dado a conocer los resultados mediante un comunicado.