El fondo de rescate de la eurozona tendrá una capacidad de intervención de un billón de euros entre capital público y privado.
 

El fondo de estabilidad europeo actuará como asegurador de parte de las emisiones de deuda soberana y evitar el posible contagio por el impago de Grecia.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la zona del euro acordaron ayer movilizar recursos por valor de 1 billón de euros mediante el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), sin que los 17 Estados miembros del área de la moneda común tengan que comprometer más garantías.

El FEEF, que tiene una capacidad efectiva de préstamo de 440.000 millones de euros, no tiene la capacidad suficiente para rescatar o ayudar a economías más grandes, como la italiana o la española.

Entre 250.000 millones y 275.000 millones de euros han sido utilizados o comprometidos ya para los programas de asistencia financiera a Irlanda, Portugal y Grecia.