El Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF) articulado por el Gobierno transferirá previsiblemente al Tesoro Público más de 3.000 millones de euros en 2010, según los cálculos publicados hoy por el Ministerio de Economía y Hacienda. Esta cuantía "contribuirá a reducir las necesidades de financiación del Estado en dicho ejercicio", precisó el departamento que preside Elena Salgado. A partir de noviembre de 2009, el fondo de compra de activos financieros de máxima calidad a cambio de liquidez comenzará a cobrar intereses y cupones de las inversiones financieras, y en noviembre de 2010 cobrará el principal de la primera operación simultánea que se llevó a cabo, coincidiendo con su vencimiento.