El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dijo hoy que la inversión externa en los países pobres podría caer un 25 por ciento este año, al tiempo que las remesas se reducen un 10 por ciento, por lo que pidió ayuda a las naciones ricas. El jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo una llamada a los países avanzados para que ahora que "se afianza" la recuperación económica no se olviden del mundo en desarrollo y ayuden a las naciones pobres para que salgan "rápidamente" de la crisis.