El director del departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Nicolás Eyzaguirre, consideró hoy que lo peor de la crisis económica está por llegar y que es posible que revisen a la baja las previsiones de crecimiento mundial, informaron fuentes diplomáticas.

En la reunión de ministros de economía iberoamericanos, que hoy se celebra en Oporto, para analizar la crisis financiera internacional y obtener una postura común de cara a la próxima reunión del G-20, Eyzaguirre consideró la posibilidad de que el FMI vuelva a revisar a la baja las previsiones de crecimiento mundial, que han ido bajando desde el 3% hasta el 0,5% actual y que podrían entrar en terreno negativo.

El responsable del FMI afirmó que "lo peor está por llegar" y que una de las preocupaciones es "la salida neta de capitales de los países del Este", según explicaron las mismas fuentes. En la primera sesión sobre "Los principios comunes de reforma del sistema financiero internacional: necesidades y propuestas de los países Iberoamericanos", el ministro español Pedro Solbes fue el primero en intervenir.

Solbes defendió que es necesario dar respuestas globales a los problemas y que el sistema financiero necesita reformas estructurales, pero éstas no son fáciles de aplicar y menos en momentos tan delicados.

El ministro español defendió una mayor regulación del mercado, pero también advirtió de que hay que tener cuidado porque ésta no debe ser excesiva. Además, advirtió sobre los peligros de caer en el proteccionismo, explicaron las mismas fuentes.

En la segunda sesión de la jornada se abordará "Las medidas de intervención pública aplicadas por los países iberoamericanos a fin de mitigar la crisis económica y financiera".

El encuentro de Oporto es de carácter extraordinario y supone la primera cita bajo la secretaría portuguesa de la Cumbre Iberoamericana, que se celebrará el próximo noviembre en la ciudad lusa de Estoril.