La Fiscalía de Düsseldorf (oeste) acusó al ex presidente del Banco de Industria Alemán (IKB) Stefan Ortseifen de manipulación bursátil y de desfalco. Las autoridades judiciales informaron hoy de que Ortseifen presentó intencionadamente la situación del banco demasiado positiva el 20 de julio de 2007, en un comunicado del comité ejecutivo. Por ello algunos inversores compraron acciones del IKB pero tan sólo una semana después el banco estuvo a punto de declararse insolvente por su exposición al mercado hipotecario estadounidense.