El ex presidente de Bankinter, Juan Arena, ha señalado que las fusiones y adquisiciones no son la mejor forma para crear valor para los accionistas de un banco porque, a su juicio, un mayor tamaño dificulta la gestión de la entidad, sino que apuesta por desarrollar planteamientos centrales en el mercado doméstico y venderlo a un actor global, que esté dispuesto a pagar un alto precio por ello. Asimismo, destaca que cuanto más grande es el banco más difícil es su acercamiento al cliente, al tiempo que ha destacado que el hecho de centrarse en mercados extranjeros hace que las entidades presten menos atención al mercado doméstico, abriendo las puertas a otros competidores.